Convocatoria N° 6 DOSSIER: Insurrecciones en el audiovisual latinoamericano

2021-09-27

Las imágenes del estallido social chileno de octubre de 2019 se inscribieron en el presente convulso a través de los registros realizados por cineastas profesionales, por colectivos surgidos al calor de la revuelta y por lxs aficionadxs que poblaban las calles. En torno a ese acontecimiento político y cultural, social y económico, proliferaron interrogantes acerca de los vínculos que las imágenes y los sonidos pueden establecer con la insurrección como gesto de desafío a los poderes y sus instituciones. El presente dossier se dedica a indagar los modos en los que la producción audiovisual latinoamericana no sólo figura a los movimientos insurreccionales, sino también los alienta y participa de ellos.

Georges Didi-Huberman se pregunta cómo se convierten los pueblos en lágrimas en pueblos en armas, cómo se produce el pasaje de la lamentación a la revuelta. Ese interrogante puede funcionar como criterio a partir del cual revisar una parte considerable del cine de nuestra región. Los distintos gestos de levantamiento pueden periodizar el cine latinoamericano y propiciar la aparición de indagaciones acerca de la multiplicidad de formas de la insurrección y de su emergencia en la imagen. En esta dirección, Judith Butler puntualiza que en el momento insurreccional se afianza un sujeto colectivo, un nosotrxs que reacciona ante una experiencia previa de negación, exasperación o degradación. El audiovisual puede optar por registrar ese movimiento de alzamiento o puede subsumirse en esa marea y formar parte de ese gesto de alzamiento. Esa aventura colectiva, como la concibe Antonio Negri, supone la irrupción de un interrogante lanzado hacia el audiovisual: ¿cómo formalizar ese cuerpo alzado, colectivo e insurgente? ¿De qué modo la imagen y el sonido pueden dar cuenta de la potencia de la rebelión?

El audiovisual latinoamericano constituye un archivo prioritario de estas insurrecciones. A lo largo de las décadas, se dedicó a registrar aquellos movimientos que generaron los temblores más intensos de la región. Al mismo tiempo, se configuró como herramienta de intervención en esos levantamientos. En este sentido, conviene recordar que Julia Kristeva piensa la insurrección como apertura infinita, como movimiento permanente. Sería no sólo un quiebre radical con el pasado y una intervención potente sobre el presente, sino también una construcción continua de porvenir. A esas basculaciones temporales configuradoras de futuros se pliega el audiovisual como agente histórico de la insurrección.

En este sentido, en el dossier se aceptarán trabajos que propongan:
-análisis de corpus audiovisual sobre insurrecciones contemporáneas;
-reflexiones acerca de los movimientos cinematográficos que se concibieron como integrantes
de insurrecciones;
-exploraciones del carácter insurreccional del audiovisual de la región;
-entre la revolución y la insurrección: el cine militante y el artivismo contemporáneo;
-el cuerpo insurreccional en el audiovisual de América Latina;
-la insurrección y los afectos;
-motivos iconográficos de la insurrección;
-las insurrecciones estudiantiles en el cine latinoamericano;

Fecha de presentación de resúmenes (hasta 200 palabras): 10 de diciembre
Fecha de aceptación de resúmenes: 20 de diciembre
Fecha de presentación de artículos: 15 de marzo
Dirección de correo: revistaenlaotraisla@gmail.com